Cookies help us deliver our services. By using our services, you agree to our use of cookies. Learn more

Performance Polymers

Cómo contribuyen los plásticos biodegradables a la economía circular

ecovio® fruit and vegetable bag

BASF lleva más de 30 años investigando sobre polímeros biodegradables y bioderivados. El continuo desarrollo de estos materiales de elevada calidad y alto rendimiento tiene lugar en estrecha colaboración con los clientes, los centros de investigación y las autoridades locales. Siempre nos centramos en el mejor rendimiento ambiental, independientemente de si el producto se fabrica a partir de fuentes fósiles o renovables. Para cada aplicación individual, se deben examinar la seguridad ambiental, la eficiencia de costes y las consecuencias sociales durante todo el ciclo de vida de un producto para encontrar el material más adecuado para cada aplicación, con el mayor beneficio para la sociedad. También se debe comprobar hasta qué punto la biodegradabilidad ofrece un valor añadido.

Los bioplásticos no sustituyen los plásticos convencionales, sino que los complementan como materiales especiales que ofrecen nuevas propiedades y posibilidades de aplicación. Por ejemplo, son la solución óptima para bolsas de residuos orgánicos, bolsas de fruta y vegetales compostables, embalajes para comida compostable y películas acolchadas para la agricultura. Correctamente empleados, los biopolímeros pueden contribuir a reducir los desechos de alimentos, devolviendo los nutrientes a la tierra gracias a los mayores volúmenes de compost generados y evitando la acumulación de plásticos en la tierra.

 

Por consiguiente, los bioplásticos pueden hacer una contribución importante a la economía circular, cuyo objetivo es usar los productos de la mejor manera posible a lo largo de toda la cadena de valor, mantenerlos en uso durante el máximo tiempo posible y recuperarlos al finalizar su vida útil.

 

Dos grupos de productos diferentes entran en el término «bioplásticos»: plásticos «de base biológicas» y plásticos «compostables».

Los bioplásticos son, en parte o enteramente de materias primas renovables. El ácido poliláctico (PLA), el polihidroxialcanoato (PHA), los almidones, la celulosa, la quitina y la gelatina, por ejemplo, pertenecen a este grupo. Los plásticos de base biológica pueden ser biodegradables, pero no siempre lo son. Entre los plásticos de base biológica pero no biodegradables se encuentran el biopolietileno, la fibra plástica natural y los compuestos de madera y plástico.

Los plásticos biodegradables y compostables pueden ser biodegradados por microorganismos. Las bacterias especiales emiten enzimas que descomponen las cadenas poliméricas flexibles del material en pequeñas partes. Estos son digeridos por las bacterias junto con otros materiales orgánicos, como los desechos orgánicos. Agua, dióxido de carbono y biomasa permanecen. Los polímeros compostables pueden, pero no necesitan, ser producidos a partir de materias primas renovables. También pueden basarse en petróleo crudo. La biodegradabilidad no depende de la materia prima, depende completamente de la estructura química del polímero.


El término «biodegradable» se utiliza a menudo sin indicar claramente su significado. Es importante mencionar siempre las condiciones ambientales donde ocurre la biodegradación y cómo se produce. La degradación biológica depende de microorganismos naturales. Es por eso que cualquier declaración sobre la biodegradabilidad solo puede darse para el entorno ambiental respectivo, que puede ser, por ejemplo, una instalación de compostaje industrial, un montón de compost doméstico o suelo agrícola. Las declaraciones generales sobre la degradabilidad ambiental no pueden considerarse fiables. La prueba de la degradabilidad biológica completa se verifica mediante certificados independientes basados en estándares aprobados.
En diferentes países, existen métodos de certificación especiales que los institutos independientes utilizan para probar los biopolímeros de acuerdo con su degradabilidad biológica, seguridad química y eco-toxicidad. Solo cuando un material cumple los criterios de ensayo claramente definidos en condiciones de ensayo estandarizadas puede marcarse, por ejemplo, como compostable o biodegradable en el suelo.

 

Para esta prueba, diferentes países asignan certificados de prueba específicos que se basan en diferentes estándares y clasificaciones:
  • UE: DIN EN 13432
  • EE.UU.: ASTM 6400
  • Japón: Green PLA
  • Australia: AS 4736
ecovio<sup>®</sup> Standards

Los biopolímeros de BASF en la Feria K de 2019

En la conferencia de prensa en Dusseldorf, Katharina Schlegel de Global Market Development Biopolymers muestra cómo ecovio® contribuye a cerrar el ciclo de nutrientes, acercándonos a la economía circular.

BASF at K 2019: How ecovio® contributes to closing the nutrient cycle towards a circular economy

BASF en K 2019:

Cómo ecovio® contribuye a cerrar el ciclo de nutrientes, acercándonos a la economía circular

Noticias sobre investigación

biopolymers_biomasse.jpg

Un estudio independiente llevado a cabo por ETH Zürich demuestra, por primera vez, la formación de biomasa cuando PBAT se biodegrada en la tierra

Los agricultores de muchos países utilizan las películas acolchadas de polietileno (PE) fino para incrementar el rendimiento de los cultivos. Sin embargo, después de la cosecha, a menudo a los agricultores les resulta imposible recoger la totalidad de estas películas, especialmente cuando tan solo tienen unos micrómetros de grosor. Por lo tanto, los residuos de PE acaban penetrando en la tierra, donde se acumulan, puesto que no se descomponen. Ahora un estudio de ETH Zürich, Suiza, ha demostrado por primera vez que los microbios de la tierra pueden usar las películas hechas de adipato-tereftalato de polibutileno (PBAT) como alimento. Los microorganismos utilizan el carbono del polímero tanto para generar energía como para crear biomasa. Esto significa que el PBAT se desgrada biológicamente en la tierra y no permanece en ella como microplástico como sí lo hace el PE.

Proyectos: cómo los bioplásticos demuestran su utilidad en la práctica diaria

ecovio<sup>®</sup> Biobeutel

Servicio de consultoría: ¿qué material es el adecuado para su aplicación?

¿Para qué aplicaciones es adecuado y realmente sostenible el uso de polímeros biodegradables? La industria, los clientes y los políticos se enfrentan a esta pregunta cada vez con más frecuencia. BASF tiene expertos competentes que pueden aportar conocimientos exhaustivos a los análisis de ciclo de vida y la ecoeficiencia. Mediante la comparación de la huella ecológica de varias alternativas de productos, se puede examinar qué producto ofrece qué tipos de ventajas medioambientales.

Puede leer más información en: Cómo los biopolásticos contribuyen a la sostenibilidad

Nuestros productos